Croquetas de pollo

CROQUETAS DE POLLO

 

Recetas de croquetas de pollo crujientes y doraditas:

Vamos a comenzar con una receta de croquetas  de pollo crujientes. Esta receta que puede ser habitual entre los croqueteros, tiene su origen en uno de mis viajes a Grecia. Debo decir que Grecia es uno de los países en los que peor he comido, odio el soublaki y la musaka, ni que decir que el yogur griego es bastante desagradable... pero bueno, dicen que hasta en la mierda crecen las mas bellas flores, por eso os traigo esta receta de croquetas crujientes de pollo.

CROQUETAS DE POLLO CRUJIENTES

Ingredientes:

- 4 cucharadas de mantequilla

- 4 cucharadas de harina

- 3/4 de taza de leche

- 120 gramos de pollo cocido y picado

- 60 gramos de jamón curado picado

- 1 cucharada de perejil picado

- 1 pizca de nuez moscada picadita

- 1 pizca de pimienta molida

- Pan rallado

- Aceite para freír

Preparación:

Añadimos la mantequilla a una cacerola y la ponemos a fuego lento. A continuación añadimos la harina. Agitamos durante 1 minuto y agregamos la leche revolviendo continuamente. Se sigue agitando mientras se añade el pollo. La intención es que quede una mezcla bien homogénea, sin grumos, una pasta. De igual manera y sin parar de remover se añade el resto de ingredientes, el perejil, la nuez moscada, sal y pimienta... El juego puede estar en ir echando la leche poco a poco hasta alcanzar la textura deseada... será cuestión de ir probando hasta que consigamos la masa ideal.

Una vez tengamos hecha la masa, la metemos en el frigorífico, por lo menos 3 horas. Lo recomendado es hacer la masa el día anterior y dejarla enfriar toda la noche.

Sacamos la masa de la nevera y hacemos unos churros con las dos manos a modo de rodillo, después cortamos los churros en trozos dejando las croquetas en forma de cilindros.

Bañamos las croquetas en huevo batido y las rebozamos en el pan rallado y las ponemos en un plato 1 hora más a refrigerarse en la nevera. Pasada dicha hora, ahora si, las freímos en aceite muy muy caliente y abundante para que queden crujientes. Es importante tras retirarlas de la sartén, ponerlas en papel de cocina para que absorba el aceite.

Comer calientes y buen provecho!!!

 

Trucos para que las croquetas queden crujientes y doradas

En muchos bares y restaurantes vemos que las croquetas de pollo quedan muy bien hechas, crujientes y doradas. Lo que tienen los restaurantes por lo general es un aceite que siempre está muy caliente y unas freidoras muy espaciosas para albergar un gran número de croquetas a la vez. Debemos intentar conseguir en nuestras cocinas esas características similares para que nuestras croquetas de pollo nos queden igual de crujientes y doradas que las de la calle. El problema es que vamos a gastar mucho aceite y que vamos a poner las croquetas de pocas en pocas, no llenemos la sartén. A pesar de que el aceite esté caliente, debemos asegurarnos de que lo está muy muy caliente.

Un truco es meter un trozo de cebolla hasta que se forma una espuma, entonces añadiremos las croquetas.

Las croquetas de pollo se deben añadir al aceite el tiempo justo para que se doren, no más, y tras sacarlas del aceite, ponerlas entre papel de cocina para que rápidamente absorban el aceite. Esta es otra característica importante para evitar que nos queden pesadas y remolonas y no crujientes como deseamos.

 

 

 

 

Modelo carta / Alimentos carbohidratos / Cuanto

Denuncias / Canciones de amor / Politica de privacidad

©2014 Todos los derechos reservados